Continuamente se está hablando de nuevos cambios en el sistema de pensiones español. Cada nuevas elecciones, salen propuestas de reforma y al final vamos todos muy perdidos. En especial los autónomos, que ya no sabemos lo que esperar de nuestras pensiones. En este artículo, intentamos explicarte todo lo que necesitas saber de la jubilación de los trabajadores autónomos.

Las pensiones de los trabajadores por cuenta propia se calculan prácticamente igual que las de los trabajadores empleados, pero hay ciertas particularidades que nos afectan. Lo primero que debes de saber, es que lo que vas a cobrar cuando te retires depende de la base de cotización que hayas elegido en tus años en activo. Según estudio de la ATA hasta el 86,2% de los autónomos españoles cotizan a la Seguridad Social por la base mínima. Lo que hacemos la mayoría, es que aumentamos nuestra cuota a medida que nos acercamos a la edad de la jubilación, para así tener una pensión más elevada. 

Lo segundo que debes de saber es que lo mínimo que has tenido que trabajar para percibir una ayuda después de jubilarte son 15 años. Ahora bien, si quieres cobrar el 100% de la prestación, has tenido que trabajar cotizando 35 años (que subirá a 37 en 2027). En el caso que hayas estado empleado por cuenta propia entre los 15 y los 35 años, se te va a aplicar un coeficiente reductor en tu pensión. Es decir, cobrarás el 50% los primeros 15 años cotizados, se te aplicará una reducción del 21% para los siguientes 163 meses y del 19% para los meses restantes. Los trabajadores que hayan optado a lo largo de los años por cotizar el mínimo, nunca percibirán una ayuda de más de 766€. 

Ahora bien, la nueva reforma de las pensiones fija el número de años de cotización en 25, en lugar de 15 que había hasta ahora, así que para conseguir una pensión media buena, es recomendable incrementar las cuotas a la Seguridad Social hasta los 600€ a partir de los 42 años.