No es ningún secreto que los autónomos no somos el grupo laboral más favorecido por las ayudas gubernamentales. No obstante, desde el mes de Octubre de 2015, hay vigentes una serie de ayudas para nuevos autónomos, que por lo menos alivian la carga de los primeros meses de trabajo por cuenta propia. Todas estas nuevas leyes forman parte de la Ley de Fomento del Trabajo Autónomo y de la Economía Social y nos benefician en temas del pago de la cuota, el paro o ciertas bonificaciones. Las 7 más importantes son: 

1. Reducciones en la cuota de la Seguridad Social: estas medidas están pensadas para que los que se den de alta de autónomos y pertenezcan a un colectivo de especial protección (victimas de terrorismo o violencia de género, discapacitados, etc) no tengan que pagar tanto en sus cuotas mensuales. 

2. Ventajas para los TRADE: existe un grupo de trabajadores por cuenta propia que son conocidos como autónomos económicamente dependientes (son aquellos trabajadores que reciben el 75% o más de sus ingresos por parte del mismo cliente) que hasta ahora no podía tener a su cargo trabajadores ni subcontratar parte de su trabajo; sin embargo en la nueva ley se refleja que que podrán contratar a un trabajador para cubrirles en el caso de necesidad de conciliación entre la vida laboral y la particular. 

3. Tarifa plana de 50€ durante 6 meses: para los nuevos autónomos han aprobado un pago a la Seguridad Social de 50€ durante los primeros 6 meses que ejerza su actividad. A partir de ese momento, también tienen unas bonificaciones en la cuota hasta el año y medio de trabajo.

4. Cobrar el paro de golpe: En el caso de que el autónomo tenga derecho a paro cuando finalice su actividad (cubierto por las mutuas a las que ha estado cotizando durante el tiempo de paro), puede solicitar cobrarlo de golpe en el caso de que se decida por empezar un proyecto de emprendedurismo.

5. Ventajas al cobrar el paro: en lo que respecta a el alta de autónomos por parte de gente que esté cobrando el paro, se han aprobado 2 medidas que nos benefician. Por un lado, si estamos en ese caso nos podemos dar de alta de autónomos y seguir cobrando el paro durante 9 nueves meses. La otra opción que tenemos es detener el cobro del paro y tenemos hasta 5 años para reiniciarlo.