Los autónomos, por ley, tienen la obligación de hacer una serie de pagos a la Administración Pública, entre ellos: la cuota a la Seguridad Social.

Esta cuota cubre las situaciones de asistencia sanitaria, incapacidad temporal, baja por maternidad y determina la cuantía de tu pensión de jubilación. 

El problema es que a veces se hace cuesta arriba hacer frente a estos pagos. Y por eso existe un conjunto de bonificaciones que aligeran la carga, como la famosa tarifa plana de los autónomos.

¿Quieres saberlo todo sobre estas bonificaciones y si tienes acceso a ellas? Sigue leyendo.

Bonificaciones de Hacienda y la Seguridad Social para autónomos 

Las bonificaciones son reducciones en la cuota de los autónomos que varían en función de la situación y el momento laboral del profesional por cuenta propia. 

La finalidad de estas bonificaciones es ayudar a los autónomos con sus pagos a las administraciones públicas para hacerlos más soportables.

Es importante destacar que las bonificaciones están dirigidas en su gran mayoría a nuevos autónomos. 

Por esta razón, si estás pensando en darte de alta como autónomo, es importante que tengas en cuenta las siguientes bonificaciones.

Reducción por inicio de actividad

La reducción por inicio de actividad es una de las “bonificaciones” más conocidas y utilizadas por los nuevos autónomos en España.

Es así, porque permite emprender con una reducción importante de la cuota y en ese momento, todo descuento es bienvenido.

Para tener acceso a ella es obligatorio que cumplas los siguientes 3 requisitos: 

  1. Que los rendimientos netos sobre los que se aplicará la reducción no superen los 100.000 € anuales.
  2. Que calcules tu Impuesto sobre la renta por el régimen de estimación directa simplificada (esta información la puedes consultar en el modelo 037 de alta, en la página 2, apartado 3, casilla 609).
  3. Que no hayas iniciado otra actividad durante el año anterior (y no se considera que hayas iniciado actividad, si no tuviste beneficios).

Si cumples estos 3 requisitos podrás hacer que se reduzca tu beneficio en la renta en un 20 % con un límite de 100.000 € al año.

No podrás disfrutar de esta disminución cuando más del 50 % de tus ingresos o ventas vengan de un cliente con el que estabas trabajando como empleado antes de que empezaras tu actividad como autónomo.

Bonificación para el autónomo colaborador

Por autónomo colaborador se entiende la situación en la que te encuentras si eres familiar del autónomo para el que trabajas y además, convives con él.

De ser así, también podrás beneficiarte de una bonificación en la cuota a la Seguridad Social. 

Esta bonificación consigue que pagues un 50 % menos de lo que tendrías que pagar durante 18 meses. Después ese 50% se reduce a un 25 %, durante 6 meses más.

Un ordenador de mesa para consultar las bonificaciones para autónomos

Bonificación por régimen de pluriactividad

Si tienes un trabajo por cuenta ajena y te das de alta como autónomo compaginando ambas situaciones, tienes derecho a las siguientes bonificaciones:

  • Primeros 18 meses de alta: reducción del 50 % de la base mínima de cotización.
  • Los 18 meses siguientes: descuento de hasta el 75 % de la base mínima de cotización.
  • Los primeros 18 meses si la pluriactividad es a tiempo parcial: las bonificaciones se reducen al 75 % y 85 % durante los siguientes 18 meses.

Los autónomos en pluriactividad cotizan dos veces, es decir, pagan por doble partida, por eso, en 2021, el límite anual está establecido en 13.822,06 € y si lo superas, la Administración te devuelve el 50 % de lo que hayas pagado de más en los dos regímenes en conjunto.

Bonificaciones para compaginar la vida laboral y familiar

Existen otras bonificaciones no tan conocidas que también reducen la cuota de los autónomos.

Se trata de bonificaciones destinadas a compaginar la vida personal y laboral de los autónomos. Un reto que no siempre es fácil conseguir.

Bonificación para la maternidad, paternidad y situaciones similares

Si dejas de trabajar como autónomo durante un periodo de tiempo, por alguna de las siguientes razones, tienes derecho a bonificación:

  • Por haber sido madre o padre cuando solicitas la bonificación
  • Por riesgo durante el periodo de embarazo 
  • Por situación de acogida o adopción de un menor de edad
  • Durante la lactancia natural de tu hijo/a

Este descuento funciona solo durante el periodo de descanso del autónomo y puede llegar a ser del 100% de la base mínima de cotización.

Además, desde 2017, no es necesario contratar a una persona que te sustituya durante ese periodo de tiempo.

Bonificación para la conciliación familiar

La Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo incluye otras dos bonificaciones muy interesantes para facilitar la conciliación de la vida personal y profesional de los autónomos:

  • Bonificación del 100% de la cuota durante un año si necesitas estar al cuidado de menores de doce años o personas dependientes. En este caso la bonificación sí que se ofrecerá si se contrata a un trabajador. 
  • Tarifa plana para madres autónomas que habiendo hecho un cese de su actividad, se incorporen antes de cumplir dos años desde la baja.

Como ves, la Seguridad Social pone facilidades para que los autónomos españoles puedan ser padres compaginándolo con su actividad como trabajadores por cuenta propia.

Qué es la tarifa plana y cómo afecta a la cuota de los autónomos

La tarifa plana de los autónomos es probablemente la bonificación de la seguridad social para trabajadores por cuenta propia más famosa. Y también va dirigida a nuevos autónomos.

En este caso, permite pagar tan solo 60 € mensuales durante los 12 primeros meses de tu actividad y tener una bonificación del 80 % de la cuota, si optas por cotizar por una cantidad superior. 

Una vez transcurrido ese primer año de cotización, se siguen aplicando las siguientes reducciones durante un máximo de 24 meses:

  • Durante los seis primeros meses: reducción de un 50 % sobre la cuota.
  • Durante los tres meses siguientes a esos 6: reducción de un 30 %.
  • Durante los tres meses siguientes a los 6 anteriores: bonificación del 30 %.

Una vez finalizados estos 24 meses, los menores de 30 años o las mujeres de menos de 35 años, pueden aplicarse una bonificación del 30% durante 12 meses adicionales.

Requisitos para obtener la tarifa plana para autónomos

Para poder acceder a la tarifa plana es necesario cumplir una serie de requisitos:

  • Que sea la primera vez que te das de alta como autónomo 
  • No haber ejercido como autónomo en los últimos dos años laborales (contabilizando desde la fecha en la que te dieras de baja del RETA).
  • Si ya has sido autónomo con anterioridad y disfrutaste de esta tarifa plana pero ya han pasado tres años desde la fecha en la que te dieras de baja del RETA, puedes optar a ella.

Si tienes dudas sobre si puedes o no optar a la tarifa plana, puedes solicitar una llamada gratuita de asesoramiento y nuestros expertos valorarán tu caso en concreto.

La tarifa plana de los autónomos societarios

Los autónomos societarios también optan a tarifa plana que reduce el pago de su cuota a la Seguridad Social.

Esta bonificación es diferente a la del autónomo general porque la base de cotización también es distinta en sí misma. Si eres autónomo societario, la tarifa plana se te aplicará de la siguiente forma:

  • Los primeros 12 meses desde la fecha del alta solo pagarás 60 € si eliges la base mínima de cotización de 944,40 €.
  • Los 6 meses siguientes solo pagarás el 50% de la cuota de autónomos.
  • Los últimos 6 meses se te aplicará una bonificación 30% para calcular el importe de la cuota de autónomos.

Si tienes dudas sobre si es mejor darte de alta como autónomo societario o autónomo general (en tu caso), te recomiendo que revises nuestro artículo.

Cuándo y cómo solicitar las bonificaciones para autónomos en 2021 

Existen diferentes formas de solicitar las bonificaciones dependiendo de en qué momento de la vida del autónomo se aplican las mismas.

Las bonificaciones que están relacionadas el alta como la tarifa plana, se activan en el momento de darse de alta como autónomo.

De no hacerlo así, y pedirlas posteriormente, puede que sean denegadas por parte de la administración.

Las bonificaciones que funcionan durante la vida laboral del autónomo, como la bonificación por maternidad, o la reducción por inicio de actividad se tramitan mediante el modelo de solicitud simplificada de alta, baja o variación de datos.

Este modelo y los datos que se solicitan deben entregarse en el RETA. Una vez realizado el trámite, recibirás el llamado acuse de recibo en formato PDF.

Situación del autónomo bonificado

En conclusión, si cumples con los requisitos que hemos comentado y te encuentras en una de las situaciones que te dan acceso a una bonificación, podrás pagar menos en tu cuota a la Seguridad Social en 2021.

Recuerda que la tarifa plana debes pedirla en el momento de solicitar tu alta en el RETA, de lo contrario, puede que no tengas acceso a ella.

Si optas a una de las bonificaciones que tienen lugar durante tu vida laboral como autónomo, debes solicitarla en el momento de necesitarla.

Si tienes dudas con alguna de las bonificaciones ya sabes que puedes solicitar una llamada gratuita de asesoramiento con nuestros expertos y ellos te informan sin compromiso.

Andrea Torner
Asesora fiscal especializada en autónomos Andrea es asesora fiscalista de Declarando. Se encarga de analizar sentencias en el BOE, estar a la última en novedades legales y fiscales que afecten a los autónomos e informar rápidamente al resto del equipo. En su tiempo libre la pillarás paseando a Enzo, su modo de desconectar y reconectar con el mundo.