Cooperativa para facturar sin ser autónomo: ¿es buena idea?

¿Es legal facturar a través de una cooperativa de trabajo asociado? 

Esta es la duda que surge cuando vas a empezar como autónomo y prevés tener pocos ingresos. 

O, simplemente, si vas a facturar trabajos puntuales. 

Es una duda razonable: desde que en 2017 el Gobierno cerrara Factoo, una cooperativa para facturar sin ser autónomo, conviene ir con cuidado.  

Así que, en lo que sigue, vamos a dar respuesta a esta inquietud… La de si es buena idea facturar a través de una cooperativa, claro 😉

¿Qué son las cooperativas de facturación?

Una cooperativa de facturación es una plataforma online que permite a sus asociados facturar trabajos sin darse de alta en el RETA, el régimen de autónomos de la Seguridad Social.

Legalmente, se constituyen como cooperativas de trabajo asociado o cooperativas de autónomos

Pero, en la práctica, actúan como intermediarios que prestan servicios de facturación, liquidación de impuestos y asesoramiento legal entre sus asociados. 

¿Para quién están pensadas las cooperativas de facturación?

Desde sus orígenes, estas cooperativas se han dirigido a este tipo de perfiles: 

  • Autónomos que facturan por debajo del salario mínimo interprofesional (o SMI).
  • Personas que hacen trabajos puntuales o esporádicos por cuenta propia 
  • Trabajadores por cuenta ajena que quieren facturar trabajos puntuales como freelancers

Al asociarse a una cooperativa de facturación se ahorran el alta de autónomos

Sobre su funcionamiento te hablamos mejor a continuación 🧐

¿Cómo funcionan las cooperativas de facturación?

Pues eso: una cooperativa de facturación se presenta como una alternativa al alta de autónomos en la Seguridad Social. 

A cambio, tienes que asociarte en la cooperativa, pagando una cuota anual, y comunicar con antelación el trabajo que vas a facturar. 

De esta manera, la cooperativa tramita tu alta en el régimen general de la Seguridad Social durante los días u horas en que realices ese trabajo. 

Es decir, que te da de alta como si fueras un empleado, por lo que también cotizas por desempleo y para tu jubilación

Al acabar el trabajo, la cooperativa te da de baja en la Seguridad Social y se encarga de liquidar el IVA e IRPF de tus facturas con Hacienda. 

Por último, y no menos importante: junto a la cuota anual, la cooperativa te cobra unos gastos por cada factura que emites en concepto de:

  • Gestión
  • Los días u horas cotizados en la Seguridad Social
  • Un 2 % de IRPF
  • El seguro de responsabilidad civil
  • La gestión y emisión del certificado de prevención de riesgos laborales

Además, la cooperativa se encarga de gestionar el cobro con tus clientes y te ingresa el dinero como si fuera una nómina

Facturar a través de una cooperativa: ¿Es buena idea?

Después de que el Gobierno disolviera Factoo, muchas cooperativas de facturación que todavía persisten se presentan como la solución si: 

  • Ingresas por debajo del SMI
  • Realizas una actividad puntual o esporádica

De hecho, algunas cooperativas de trabajo asociado, como Acento Cooperativa, hacen estudios de viabilidad cuando tu facturación crece. 

Estos estudios analizan si es conveniente que te hagas autónomo, con todas las de la ley (alta en la Seguridad Social y Hacienda) y montes tu propio negocio. 

De esta manera, se cuidan en salud y evitan a sus asociados problemas con la Inspección de Trabajo.

Problemas que, como con Factoo, consistirían en obligarte al alta de autónomos y pagar las cuotas atrasadas a la Seguridad Social 😮 

Así que para contestar a la pregunta de si es buena idea facturar a través de una cooperativa, debemos tratar por separado el problema que intenta resolver. 

Es decir, si es obligatorio darse de alta de autónomo cuando vas a ingresar poco o la actividad es puntual

Un problema que exige una nueva respuesta desde que entró en vigor el nuevo sistema de cotización de autónomos que obliga a cotizar en función de tus ingresos reales

La obligación de darse de alta con pocos ingresos

Retomemos brevemente el caso Factoo. 

En 2019, el diario El Confidencial publicaba una noticia que conviene leer más allá del titular: 

“La Justicia avala a los ‘freelances’ y cuestiona el ataque a las cooperativas para facturar”

Según esta información, distintos tribunales habían fallado a favor de aquellos trabajadores que habían facturado a través de Factoo.

Al desmantelar esta cooperativa, la Seguridad Social les había obligado a pagar las cuotas atrasadas con recargos del 20 %, más los intereses de demora 😬

Los tribunales, sin embargo, revocaron estas sanciones aferrándose al siguiente criterio: los ingresos de estos trabajadores no superaban el SMI, por lo que la Seguridad Social no podía obligarlos a darse de alta como autónomos. 

¿Y qué dice la Seguridad Social? 

Este es un debate largo que con el nuevo sistema de cotización de autónomos plantea nuevas dudas.

No queremos aburrirte con razonamientos jurídicos, solo aclararte que la Seguridad Social mantiene el criterio de que el SMI, por sí solo, no determina si un autónomo puede ahorrarse el alta en el RETA.

En cualquier caso, puedes cotizar por la base de cotización reducida y pagar lo mínimo (230 € al mes en 2024).

O beneficiarte de descuentos en la cuota de autónomo, como la tarifa plana de 86,65 € (en 2024) al mes durante el primer año de alta. 

¿Y si la actividad es puntual?

Cuando la actividad es puntual o esporádica, el criterio cambia. 

Según una consulta que hicimos a la Seguridad Social, si un trabajador realiza una actividad marginal, es decir, algo que “no es perdurable en el tiempo”, puede considerarse “excluida del campo de aplicación del RETA”.

Es decir, que por hacer un trabajo puntual o esporádico no tienes que darte de alta como autónomo en la Seguridad Social.

Ahora bien, como cada caso es un mundo, recomienda consultar a la Inspección de Trabajo, que es el organismo que decidirá si, realmente, se trata de una actividad que se puede excluir del RETA.

No es una respuesta definitiva, pero al menos deja más o menos claro que por algo puntual puedes librarte del alta.  

facturar cooperativa

Entonces… ¿Vale la pena facturar a través de una cooperativa?

Aunque una cooperativa de trabajo asociado sea una opción atractiva para trabajos esporádicos o si vas a facturar por debajo del SMI, te recomendamos mucha cautela. 

Del caso Factoo se pueden extraer, al menos, dos conclusiones:

  • La Seguridad Social es implacable con aquellos trabajadores que han facturado a través de una cooperativa
  • Los tribunales te pueden acabar dando la razón (hay jurisprudencia de sobra), si tus ingresos andaban por debajo del SMI. Pero… ¿Estás preparado para pasar por un proceso judicial que puede durar hasta dos años en resolverse? 🤔

Si son trabajos puntuales, todavía puedes replantearte el alta en la Seguridad Social, previa consulta a la Inspección de Trabajo.

Con Hacienda es otra historia: debes liquidar el IVA trimestral y para eso debes darte de alta en Hacienda, sí o sí.

Otra cosa es cuando tus ingresos son inferiores al SMI, y vas a dedicarte de manera habitual (no esporádica o puntual) a una actividad por cuenta propia. 

En esta situación, no te queda otra que darte de alta como autónomo en el RETA de la Seguridad Social (y en Hacienda, claro). 

Como hay que estudiar cada caso, en Declarando podemos ayudarte a resolver tu situación y darte de alta gratis

Solo tienes que reservar una consulta gratuita para salir de dudas 🤗

Javier Vivas
Autor:
Javier Vivas
Javier es periodista y redactor de contenidos. Lleva más de 7 años escribiendo sobre autónomos (facturación, impuestos, contabilidad, etc.). Le encanta leer, mantenerse informado y esas cosas. Cuando no está escribiendo o pateándose toda Palma con su hijo a cuestas, devora libros y revistas de todo tipo y sobre cualquier tema... ¡su curiosidad es infinita!