Si acabas de darte de alta como autónomo en Hacienda o estás pensando en hacerlo te interesará leer este post, pues te indico los 3 básicos del IRPF para autónomos que debes de saber para confeccionar tus facturas correctamente.

Cuando somos unos novatos como autónomos, justo después de darnos de alta en Hacienda, nos vienen muchas dudas en cuanto a nuestras obligaciones fiscales. Y más aún cuando empezamos a tener clientes, en ese momento nos asaltan cuestiones sobre como tiene un autónomo que hacer sus facturas y probablemente sobre todo lo relativo al IRPF. 

En este sentido, los 3 básicos del IRPF para autónomos que debemos conocer son:

1. Cuando indicar el IRPF en una factura si eres autónomo

En post anteriores ya os he explicado lo importante que es elegir tu epígrafe de IAE antes de darte de alta en Hacienda, pues dependiendo de cuál elijas, vas a determinar los impuestos que pagarás y como confeccionaras tus facturas de venta.

Si te has dado de alta en una actividad profesional o artística, en principio tus facturas van a tener que llevar retención profesional o IRPF, a parte del tipo de IVA que corresponda a tu actividad (21%, 10%, 4% o 0%). Sin embargo, sólo aplicarás IRPF en tus facturas si tu cliente es otro autónomo o una empresa, de forma que si tu cliente es un particular que no realiza ninguna actividad, no deberás de aplicar IRPF en su factura.

Te pongo un ejemplo: Piensa en un arquitecto que entre sus clientes tiene a empresas que le contratan para hacer informes sobre la viabilidad de reformas de locales, y por otra parte, a particulares que quieres reformar su casas de verano. Este arquitecto cuando vaya a preparar sus facturas deberá de saber lo siguiente

a) Las facturas a clientes que son empresas u otras autónomos las deberá hacer de la siguiente forma

  • Precio = 2.000€ (supongamos que este es el precio por hacer el informe de viabilidad)
  • IVA 21% = 420€
  • IRPF 7% = -140€
  • Total a cobrar = 2.280€

b) Las facturas a clientes que no son Empresas o autónomos las deberá hacer de la siguiente forma

  • Precio = 2.000€ (supongamos que este es el precio por hacer el informe de viabilidad)
  • IVA 21%= 420€
  • IRPF 0%= 0€
  • Total a cobrar = 2.420€

2. Existen dos tipos de retención profesional o IRPF para autónomos

Para 2016 son el 7% y el 15%, el 7% lo podrás aplicar en el año en el que te das de alta en Hacienda y durante los dos años siguientes.

3. Si tus facturas de venta llevan IRPF no tendrás que presentar el Modelo 130 cada trimestre

Tanto las retenciones profesionales o IRPF que aplicas en tus facturas de venta, como el Modelo 130 son dos pagos a cuenta de tu Impuesto sobre la Renta. Por tanto, si haces una cosa lo normal es que no tengas que hacer la otra. Es decir, si todas tus facturas van con IRPF no vas a tener la obligación de presentar cada trimestre el Modelo 130, salvo que en el alta que presentaste en Hacienda con un modelo 037 tengas marcada la casilla 600. Si la tienes marcada te tocará presentarlo igualmente mientras no te des de baja de esa obligación.

Si continuamos con el ejemplo anterior, nuestro arquitecto tiene facturas que llevan IRPF pero otra que no llevan IRPF, ¿tiene que presentar el Modelo 130? La respuesta es que si más del 70% de sus facturas llevan IRPF y siempre que no tenga marcada en su alta de actividad en Hacienda la casilla 600, no tendrá que presentar el Modelo 130. Es decir, si la mayoría de sus clientes son empresas u otros autónomos no tendrá que presentar este modelo cada trimestre, de lo contrario, deberá de hacerlo.

Entonces nuestro arquitecto teniendo en cuenta los tres básicos del IRPF que todo autónomo debe de conocer, simplemente entra en www.declarando.es confecciona sus facturas con o sin IRPF y presenta los impuestos que le correspondan fácilmente.