Cada vez somos más los autónomos que vendemos o compramos fuera de España. Hoy en día, es muy habitual tener un cliente o proveedor que esta ubicado en un país de la Unión Europea. Para llevar la contabilidad de estas operaciones, es muy importante que sepas qué es el IVA intracomunitario.

Lo primero que tienes que conocer es que a este tipo de operaciones en Europa se les llama operaciones intracomunitarias. Aunque estos clientes o proveedores no son españoles, hacer negocios con ellos tiene consecuencias en nuestros impuestos.

Por eso, quiero explicarte bien todo lo que tienes que saber del IVA intracomunitario para evitar sanciones de Hacienda.

Las operaciones intracomunitarias son muy habituales. Pero aún así nos siguen generando dudas y tenemos problemas para saber cuál es el tratamiento fiscal que les corresponde.

Por ejemplo, me he encontrado alguna vez con algún autónomo que vende a una empresa europea sin IVA intracomunitario. La mayoría me dicen que hacen las facturas así porque venden fuera de España y que como sus clientes no tienen que presentar el Modelo 303 cada trimestre, está a salvo.

Lo que no saben estos autónomos es que la normativa fiscal española es más complicada que eso. A lo mejor se están saltando alguna norma y la sanción puede ser interesante. Te lo explico más adelante…

Para entender perfectamente qué es el IVA intracomunitario y cómo aplicarlo, te voy a explicar por un lado las ventas europeas y por otro lado las compras. Si lo divido así es porque fiscalmente son 2 operaciones muy diferentes:

A. Ventas Intracomunitarias: son las que haces a clientes que son de un país de la U.E. Se las conoce como ventas europeas o utilizando términos más fiscales, entregas intracomunitarias.

Las ventas intracomunitarias pueden ser de bienes o de servicios. Según sean de un tipo o de otro, tenemos que diferenciarlas en nuestra contabilidad.

Realmente, no tienen un tratamientos distinto en cuanto al IVA intracomunitario, pero sí que tienen que cumplir las obligaciones accesorias que te explico luego.

Lo que debes de saber del IVA intracomunitario de una venta intracomunitaria  es que se aplica el IVA del país del cliente. Es decir, son operaciones que no llevan IVA español, en vez de eso se usa el del país del cliente. Para ti es una venta sin IVA, o lo que es lo mismo una operación exenta de IVA.

Por ejemplo, si tu le vendes camisetas de fútbol a un distribuidor francés, tu factura no llevará IVA. Sin embargo cuando tu cliente francés vaya a presentar su declaración de IVA ante la Hacienda francesa, tendrá que aplicar el IVA francés que le corresponda por esa compra.

Por tanto, en principio quédate con que las ventas intracomunitarias  son operaciones exentas de IVA. No obstante, como te decía hay más reglas. Para que eso se cumpla tienen que suceder los siguientes condicionantes:

Nuestro clientes tiene que ser un empresario o profesional: No nos vale que quien nos compre lo haga como particular.

Me explico, si eres un autónomo que vende camisetas, no es lo mismo vendérselas a un empresario que se dedica a suministrar camisetas para equipos de futbol de los colegios, que hacerlo directamente al padre de un niño.

En el primer caso, nuestra factura iría sin IVA, en cambio, en el segundo debería de llevar IVA español. Como las camisetas van al 21% de IVA, deberíamos de aplicar sobre el precio de las camisetas el 21% de IVA.

Nuestro cliente tienen que tener la condición de operador intracomunitario: para ser una operación exenta de IVA, el cliente tiene que estar inscrito en el Registro de Operadores Intracomunitarios o ROI

– Para los bienes tiene que haber un transporte intracomunitario: siguiendo con el ejemplo anterior, el bien que estás vendiendo tiene que de España y llegar a Francia. Este requisito no se exige cuando lo que vendes es un servicio.

Estos son los requisitos que debes de cumplir para que tus ventas a clientes europeos estén exentas de IVA y que Hacienda no te mire mal.

No obstante, en el caso de que no cumplas con todo esto, habrá sanciones. Y es fácil que Hacienda te pille, porque existe un pacto de intercambio de información entre las Haciendas Europeas.

Si has de aplicar la exención del IVA en una venta europea sin cumplir con los requisitos mencionados, te obligará a que le pagues el IVA español de esa venta, y además te sancionará por no haberlo ingresado en su momento.

Ahora que ya te he explicado cuándo tienes que poner IVA en las operaciones intracomunitarias, te cuento otras 2 cosas muy importantes:

  • Las ventas europeas deben de aparecer reflejadas en el Modelo 303 de IVA trimestral: Aunque hemos dicho que son operaciones que están exentas de IVA, tenemos que reflejar su importe en el Modelo 303 de IVA, en concreto en la casilla 59.

NOTA: Si usas para hacer tus facturas europeas Declarando www.declarando.es verás que después de hacer la factura se te actualizará automáticamente la casilla 59 del Modelo 303 sin tu hacer nada. Para ello, solo confeccionas la factura seleccionando como tipo de cliente “Clientes países UE”. Además también te aparecerá en el libro de operaciones intracomunitarias, que es obligatorio para todos los autónomos que vendan en Europa.

Qué Es El IVA Intracomunitario

  • Tienes que presentar el Modelo 349: Es Modelo 349 es un resumen de las operaciones intracomunitarias que has realizado. En este formulario es donde distingues entre tus ventas europeas de bienes o tus ventas europeas de servicios. Recuerda que este modelo de impuestos es muy importante, si no lo presentas Hacienda te puede sancionar.

B. Compras intracomunitarias: son las que haces a proveedores de la Unión Europea y también se conocen como compras europeas o adquisiciones intracomunitarias.

Lo que debes de saber del IVA intracomunitario de una compra intracomunitaria es lo siguiente:

– El comprador tiene que pagar el IVA: Si ahora eres tú el que compra las camisetas al fabricante francés para venderlas a colegios, tienes que pagar el IVA de esa compra.

– El IVA se paga con el Modelo 303 cada trimestre: Las compras europeas tanto de bienes como de servicios se reflejan en las casillas 10 y 11 de este modelo.

– Tienes que presentar el Modelo 349: El Modelo 349 no solo incluye las ventas europeas que hayas podido realizar, si no que también deben de reflejarse las compras europeas.

Importante, en el caso que tu estás comprando, la factura que te pase el proveedor no llevará IVA, sólo tendrá el precio de ese bien o de ese servicio (para él es una venta europea que no lleva IVA). Sin embargo, tú tienes la obligación de pagar el IVA español que le corresponda a ese bien o servicio.

Por ejemplo, la factura que recibirás por las camisetas no tendrá IVA francés. Solo verás reflejado el precio de las camisetas. No obstante, luego tú tendrás que pagar el 21% de IVA español del precio de las camisetas. Como te decía, lo tienes que hacer en las casillas 10 y 11 del Modelo 303.

Y ahora la gran pregunta, ¿me puedo deducir ese gasto? La respuesta es que si es compra es un gasto que necesitamos para ejercer nuestra actividad y si cumplimos con los requisitos para que sea considerado como gasto deducible, podremos recuperar ese IVA.

Suele haber confusión con esto: por una parte tengo que pagar el IVA español de las compras europeas que realizo. Pero por la otra, al ser un gasto para mi actividad lo puedo recuperar. Es decir, el resultado final es 0.

Pero para que esto pase, se deben de cumplir estos 2 requisitos:

.- Tienes que estar inscrito en el Registro de Operadores Intracomunitarios o ROI: al inscribirte consigues la condición de operador intracomunitario.

.- Los bienes o servicios que has comprado tienes que utilizarlos para tu actividad de autónomo: lo que se refiere esto es que esa operación tiene que ser como empresario o profesional, y no como particular. Lo que compras es para desarrollar tu actividad, no es para uso privado.

Si cumples con los 2 requisitos, te cuento otras 2 cosas muy importantes que tienes que hacer:

  • Reflejar las compras europeas en las casillas 36 y 37 del Modelo 303 de IVA.
  • Presentar el Modelo 349 que es en el que diferenciamos entre compras europeas de bienes o de servicios.

¿Qué pasa si no estoy dado de alta en el ROI o ese gasto es para uso personal?

En ese caso, el proveedor europeo que te ha vendido ese bien o te ha prestado ese servicios emitirá su factura con el IVA de su país. Ese IVA lo tienes que pagar, pero luego no lo puedes recuperar.

Para que lo entiendas mejor te lo explico con un ejemplo. Imagínate que eres un arquitecto que acaba de contratar con Google servicios de publicidad online. Entonces, 3 posibilidades:

1. Si estás inscrito en el ROI y la publicidad es para venderte como arquitecto:

  1. Google te emitirá cada mes sus facturas sin IVA
  2. Tú las registrarás en tu contabilidad como compras europeas
  3. Cuando llegue el trimestre las vas a reflejar en el Modelo 303 de IVA de la forma siguiente:
  • Como son operaciones que tributan en España, tendrás por una parte que pagar el IVA español de esos servicios de publicidad adquiridos a un proveedor europeo. Como los servicios de publicidad van a 21% indicarás su importe en las casillas 10 y 11 del Modelo 303. En la casilla 10 pondrás el importe del servicio (importe de la factura de Google) y en la 11, el resultado de aplicar sobre ese importe el 21% de IVA.
  • Como es un gasto deducible en tu actividad, además, volverás a reflejar esta operación en las casillas 36 y 37 del Modelo 303. En la 36 indicaras el importe del servicio (importe factura de google) y en la  37, el resultado de aplicar sobre dicho importe el 21% de IVA.

Si eres uno de nuestros autónomos ya sabes que sólo con registrar tus facturas de compras europeas, esa información se te traslada de forma automática al Modelo 303 sin tu hacer nada más. Eso sí, la factura tiene que estar marcada como “europea”.

En cambio, si al realizar esta compra no cumples con los requisitos mencionados, es decir, no estas inscrito en el ROI, o no actúas como un empresario o profesional, entonces la situación cambia.

2. Si no estás inscrito en el ROI:

  1. Google te emitirá su factura con IVA
  2. Ese IVA tu se lo pagarás a Google, pero no podrás recuperarlo.
  3. Tienes que registrar esta factura en tu contabilidad como si fuese a tipo de IVA del 0% (se registra por su importe total IVA incluido como si fuera un gasto normal que no lleva IVA).

3.  Si estás inscrito en el ROI pero no actúas como empresario o profesional, Google te emitirá la factura sin IVA pero tú no podrás registrarla en tu contabilidad porque es un servicio que nada tiene que ver con tu actividad como autónomo. Sin embargo, al estar en el ROI el IVA de esa compra lo tendrás que pagar, es decir, deberás de incluir la operación en el Modelo 303 e ingresar su IVA (casillas 10 y 11) pero al no ser gasto deducible no lo podrás recuperar (casillas 36 y 37)

Como ves, las operaciones intracomunitarias no son tan fáciles de gestionar. Si no conoces bien su tratamiento te puedes llevar alguna que otra sorpresa desagradable.

Para evitarte disgustos, yo te recomiendo que uses un programa como Declarando para hacer tus facturas, en vez del típico Excel que nos encanta a los autónomos. Con la ayuda de nuestro asesor fiscal virtual te aseguras de que las facturas están bien hechas y te puedes ahorrar una pasta en sanciones de Hacienda.