Artículo escrito por expertos

Cuánto tiene que facturar un autónomo para ganar 2.000 €

La gran preocupación de los autónomos: ¿cuánto facturar para lograr unos ingresos razonables? 

Para responder a esta pregunta, antes debes plantearte esta otra: ¿cuánto paga un autónomo? 

Solo así, conociendo tus gastos, podrás calcular cuánto debes facturar para llegar a la cifra de 2.000 € mensuales. Y quien dice 2.000, también dice 3.000 o cualquier otra.

Y cuanto más, mejor.  

Así que vayamos por partes 👇

Cómo calcular el sueldo neto de un autónomo

Primero de todo, aclaremos qué entendemos por “sueldo neto de un autónomo”: es solo una forma de hablar o de referirse a lo que gana un autónomo de forma neta. Es decir, después de descontar gastos e impuestos

La ganancia neta, en el vocabulario de Hacienda, se conoce como rendimiento neto de los autónomos. Y sigue una fórmula de cálculo muy sencilla:

Ingresos – Gastos

Para ser más exactos, Hacienda solo tiene en cuenta tus gastos deducibles, que son aquellos que te puedes desgravar, es decir, descontar de tus impuestos. 

Pero para calcular tu “sueldo neto” tienes que ir un poco más allá de los gastos fiscalmente deducibles. Por una razón sencilla: no te puedes desgravar todos los gastos de tu actividad. 

Por ejemplo, los gastos de suministro como la luz, el agua o el teléfono de tu vivienda: solo te puedes deducir el 30 % del gasto de suministro empleado en el espacio que usas para trabajar. 

Un ejemplo sencillo: si usas el 10 % de tu vivienda particular para tu actividad, solo te puedes deducir el 30 % del 10 % de la factura de la luz, el agua, el teléfono e internet. 

Aclarando
Otros gastos
Es decir, que si te llegan 60 € de gastos de luz, primero deberás calcular el 10 % (6 €) y de ese 10 % podrás desgravar el 30 % (1,8 €). 

Otros gastos relacionados con la vivienda como el IBI o la comunidad se calculan directamente sobre el porcentaje que ocupas en tu vivienda para trabajar.

Ver más

Es decir, que si te llegan 60 € de gastos de luz, primero deberás calcular el 10 % (6 €) y de ese 10 % podrás desgravar el 30 % (1,8 €). 

Otros gastos relacionados con la vivienda como el IBI o la comunidad se calculan directamente sobre el porcentaje que ocupas en tu vivienda para trabajar.

Es decir, que solo los gastos de suministro tienen un límite del 30 %.

O los gastos de la gasolina: solo puedes deducirte un 50 % del IVA si tu actividad no está relacionada con el transporte de personas o mercancías, la formación automovilística o eres agente comercial colegiado. 

Por lo que, para calcular tu ganancia neta, deberás tener en cuenta el gasto completo, no solo el gasto que Hacienda te permite desgravar. 

Hecha estas aclaraciones, pasemos a hablar de gastos, que es lo imprescindible para hacerte una idea de lo que tendrás que facturar al mes 💸

Cuánto paga un autónomo al mes

Pues eso: para conocer tu ganancia, debes plantearte tus gastos fijos mensuales.

Por lo general, los gastos de un autónomo se dividen entre fijos y variables. Estos últimos, por definición, son más difíciles de estimar. 

Pero los fijos, en cambio, los puedes calcular y planificar más fácilmente. 

Tus gastos fijos mensuales los podemos dividir en tres tipos: 

  • La cuota de autónomo a la Seguridad Social
  • Otros gastos fijos como el alquiler (o la hipoteca), los suministros (luz, agua, teléfono, internet) y la asesoría fiscal
  • Los impuestos

Empecemos por el más básico y fundamental: la cuota de autónomos

Hemos creado un vídeo donde te lo explicamos:

¿Cuánto tiene que facturar un autónomo para ganar 2.000 €?

 

Cuánto se paga de autónomos en la Seguridad Social

Se trata de un pago mensual fijo que depende de tus ingresos netos: cuanto más ingreses, más pagarás. 

Esto hace que un gasto fijo se convierta, a la vez, en variable. Hasta cierto punto, claro: en verdad, con el nuevo sistema de cotización de autónomos, puedes informar cada dos meses a la Seguridad Social de tus ingresos reales

Y, en función de esto, variará la cuantía de la cuota cada dos meses

También tienes la opción de pagar siempre la misma cuota en virtud de una estimación anual de tus ingresos netos y luego, al año siguiente, esperar a la regularización

Esta consiste en una especie de ajuste de cuentas con la Seguridad Social: si pagaste menos cuota de la que te tocaba por tus ingresos, deberás devolver la diferencia. Y si pagaste de más, serás tú quien la cobre. 

¿Y qué pasa si eres nuevo como autónomo? Que tienes una ventaja: puedes pagar una cuota fija mensual de 86,65 € (en 2024), también conocida como tarifa plana.  

Esta tarifa tiene una duración de 12 meses (tu primer año de actividad). Y la puedes ampliar 12 meses más si prevés que durante ese tiempo tus ingresos netos estén por debajo del salario mínimo interprofesional (SMI).

Otros gastos fijos de un autónomo

Cuota de autónomo aparte, cada mes deberás afrontar otra serie de gastos.

Te proponemos una lista de los más comunes entre autónomos como tú: 

  1. El alquiler o la hipoteca
  2. Los suministros de luz, agua, gas, teléfono e internet
  3. Los seguros (sanitario, de responsabilidad civil, seguro del hogar)
  4. Licencias de software y de alojamiento web, si tienes tu propia página web profesional
  5. La asesoría fiscal para la presentación de impuestos (como mínimo)
  6. Dietas, si sueles comer fuera por motivos profesionales (un viaje, una visita a un cliente) 
  7. Kilometraje, si te desplazas con frecuencia por trabajo
  8. Gastos de representación (comidas con clientes y proveedores)

A estos gastos mensuales fijos puedes añadir otros como la compra de género (materias primas) si fabricas algún producto, determinadas comisiones bancarias o la cuota de amortización de un préstamo. 

Los impuestos de los autónomos

Puede que un asesor fiscal nos llame al orden: ¡Los impuestos no son un gasto! 

Y es cierto, porque los impuestos no te pertenecen: son de Hacienda.  

Pero afectan a tu rentabilidad. Y, en último término, determinarán si un mes puedes llevarte 2.000 € netos al bolsillo o menos (o también más). 

Los impuestos de un autónomo se basan fundamentalmente en el IVA y el IRPF. Por lo que los veremos por separado 💡

El IVA de los autónomos

El IVA lo debes declarar a Hacienda cada tres meses con el modelo 303. Y esto es lo que debes saber por ahora: 

  • Declaras la diferencia entre el IVA de tus ventas y el IVA deducible (este último es el de las compras de productos y servicios necesarios para tu actividad)
  • Lo pagas cada tres meses, sí, pero puedes hacer una estimación mensual dividiendo el IVA de tus facturas (de ventas y gastos) entre tres (meses)

Cuanto más factura en un mes, más IVA tendrás que pagar a Hacienda al terminar el trimestre. 

Por lo que cuando calcules la ganancia a partir de tus facturas de ingresos, réstale lo correspondiente al IVA. 

Por la razón que te comentábamos antes: no es un ingreso para ti. En cualquier caso, lo es para Hacienda 🤷 

El IRPF de los autónomos

Es el impuesto de la renta sobre las personas físicas (IRPF). Es decir, el que pagan los autónomos y asalariados por su trabajo. 

Si tus clientes son profesionales o empresas, deberás hacer facturas con retención de IRPF.

Esto quiere decir que deberás restar un 15 % a tus ingresos por factura. Aunque si eres nuevo como autónomo, podrás aplicar un 7 % de retención durante el primer año de actividad y los dos siguientes. 

Por ejemplo, pongamos que facturas 1.000 € a un cliente por tus servicios. Tras aplicarle la retención, ingresarías 850 € (con el 15 % de retención) o 930 € (con el 7 %).  

Para simplificar los cálculos, no tendremos en cuenta la declaración anual de la renta

Aclarando
Más información
Si quieres incluir en tus cálculos de salario neto mensual la renta anual, puedes consultar el artículo «Cómo saber si es a ingresar o a devolver en la renta de los autónomos«.
Ver más

Lo sí creemos importante mencionar aquí son los pagos fraccionados de IRPF. Pero con un aviso importante: y es que estos solo deben preocuparte si no aplicas retenciones a más del 70 % de tus ingresos. 

Los pagos fraccionados de IRPF consisten en adelantar a Hacienda el 20 % de tu beneficio (ingresos menos gastos) cada trimestre. 

Por lo que para calcular tu ganancia mensual, deberás tener en cuenta:

  • O bien las retenciones aplicadas en las facturas 
  • O bien los pagos fraccionados trimestrales 
  • O ambos, si practicas retenciones y debes hacer pagos fraccionados 

Casos prácticos para calcular el salario neto de un autónomo

Y ahora marchando una de ejemplos, la mejor manera de verlo con claridad y despejar dudas 🔦

Así que te plantearemos tres niveles distintos de ganancia: uno modesto (1.000 € mensuales), más común en autónomos que empiezan; otro intermedio (2.000 € mensuales); y uno intermedio superior (3.000 € al mes). 

Cuánto tiene que facturar un autónomo para ganar 1.000 €

Breve recordatorio: la ganancia la tendrás que calcular restando ingresos y gastos. 

Así que miremos los gastos para saber cuánto tendrías que facturar a tus clientes para que se te quedara un salario neto de 1.000 € al mes

Pongamos que eres un consultor de marketing, que reside en una ciudad de tamaño grande (más de un millón de habitantes), trabajas en casa y, por lo general, no tienes que gastar en desplazamientos (obviaremos los gastos de dietas y kilometrajes). 

Y como es tu primer año de autónomos, tienes la tarifa plana de 86,65 € y aplicas retenciones del 7 % en tus facturas. 

Repasemos los gastos fijos mensuales: 

  • Cuota de autónomo: 86,65 € (tienes tarifa plana)
  • Gastos de alquiler: 600 € (es lo que tiene vivir en una gran urbe) 
  • Gastos de luz: 60 €
  • Gastos de internet y teléfono: 60 €
  • Gastos de agua: 30 €
  • Gastos de asesoría: 70 €
  • Seguro sanitario: 70 €
  • Total de gastos: 976,65 €

Teniendo en cuenta estos gastos, para ganar unos 1.000 €, deberías facturar alrededor de 2.156,65 € a tus clientes, sin contar el IVA, pero teniendo en cuenta las retenciones del 7 % (150,96 € de 2.156,65 €) y los otros gastos (976,65 €). 

Es decir: 2.156,65 € de ingresos – 1.127,61 € de gastos = 1029 €

Cuánto tiene que facturar un autónomo para ganar 2.000 €

El mismo consultor de antes y los mismos gastos fijos. Pero sin tarifa plana. 

Y como es tu segundo año de autónomo, sigues aplicando un 7 % de retención en tus facturas. 

Saquemos la calculadora 🧮

  • Cuota de autónomo: 332,43 €, tras estimar unos ingresos netos de alrededor de 2.000 € en el simulador de la cuota de autónomos 2024 de Declarando
  • Gastos de alquiler: 600 € 
  • Gastos de luz: 60 €
  • Gastos de internet y teléfono: 60 €
  • Gastos de agua: 30 €
  • Gastos de asesoría: 70 €
  • Seguro sanitario: 70 €
  • Total de gastos: 1.222,43 €

A partir de estos gastos fijos, para ganar 2.000 €, deberías facturar a tus clientes alrededor de 3.500 € al mes, sin tener en cuenta el IVA, pero sí la retención del 7 % de IRPF (245 € de 3.500 €) y el resto de gastos (1.222,43 €). 

Es decir: 3.500 € de ingresos – 1.467,43 € de gastos = 2.032,57 €

Una calculadora, una libreta con un boli y dinero para calcular cuánto tiene que facturar un autónomo para ganar 2000 €

Cuánto tiene que facturar un autónomo para ganar 3.000 €

Has progresado. Y el tiempo, contigo. Por lo que ya no te puedes beneficiar del 7 % de retención en tus facturas y deberás aplicar un 15 %. 

Tampoco tienes la tarifa plana. 

Así quedarían los cálculos: 

  • Cuota de autónomo: 368,23 €, tras estimar unos ingresos netos de alrededor de 3.000 € en el simulador de la cuota de autónomo de Declarando
  • Gastos de alquiler: 600 € 
  • Gastos de luz: 60 €
  • Gastos de internet y teléfono: 60 €
  • Gastos de agua: 30 €
  • Gastos de asesoría: 70 €
  • Seguro sanitario: 70 €
  • Total de gastos: 1.258,23 €

¿Cuánto habrías de facturar para ganar 3.000 € al mes tras gastos e impuestos? 

Respuesta: alrededor de 5.000 €, ya que un 15 % se te iría en retenciones (750 €) y el resto de gastos sumaría 1.258,23 €.

Es decir: 5.000 € de ingresos – 2.008 € de gastos = 2.991 €

Cuánto tiene que facturar un autónomo para ser rentable: consideraciones finales

Las cifras que te hemos mostrado en los casos prácticos anteriores son orientativas y tiene sus limitaciones. 

Entre estas, cabe destacar, en primer lugar, la renta anual.

Incluirla aquí añadiría complejidad a los cálculos: habría que tener en cuenta las distintas deducciones y reducciones autonómicas, por hijo, edad o tiempo de actividad, entre otros.

En segundo lugar, debes tener presente que los gastos fijos mensuales varían de autónomo a autónomo

Por ejemplo, el precio del alquiler: según el portal Idealista, el precio medio del alquiler en la ciudad de Barcelona era de 20,5 € / m2 en diciembre de 2023. En cambio, en la ciudad de Cáceres se situaba en 6,7 € / m2 en el mismo periodo ⚖️

Eso si pagas un alquiler: si es una hipoteca, podría ser menor (o mayor, si pagas una cuota variable y el euríbor está por las nubes). 

Y qué decir de la cuota de autónomos: si no te beneficias de la tarifa plana de 86,65 € al mes, la cuantía a pagar estará condicionada por tus ingresos netos. 

Es decir, que cuanto más ganes, más cuota tendrás que pagar. 

Tampoco debes ignorar los gastos deducibles. Estos se suelen pasar por alto y es un error. Por esta cifra: 4.000 € de media al año. 

Esto es lo que te puedes ahorrar en impuestos con un software con asesoría fiscal online como Declarando. 

O si lo quieres mirar de otra manera: ahorrando en impuestos puedes maximizar tus ganancias

Además, el software de Declarando te ofrece una estimación de tu renta anual sobre la base de tus ingresos y gastos del momento. Y eso hará todavía más completos tus cálculos sobre el salario neto. 

Y lo mejor: sin que tú tengas que calcular nada. 

Solicita ahora una llamada gratuita y uno de nuestros expertos te enseñará como ser más rentable como autónomo 🤗

Javier Vivas
Autor:
Javier Vivas
Javier es periodista y redactor de contenidos. Lleva más de 7 años escribiendo sobre autónomos (facturación, impuestos, contabilidad, etc.). Le encanta leer, mantenerse informado y esas cosas. Cuando no está escribiendo o pateándose toda Palma con su hijo a cuestas, devora libros y revistas de todo tipo y sobre cualquier tema... ¡su curiosidad es infinita!