Existen una serie de gastos que el autónomo puede desgravarse siempre que se cumplan una serie de condiciones.

Son gastos como amortizaciones, alquileres, compra de material, sueldos y salarios, etc. Pero, ¿qué pasa con los gastos de atención al cliente?  Por ejemplo una noche de hotel, una comida con uno de tus clientes o un software que uses para gestionarlos.

Como hemos dicho anteriormente, para que un gasto sea deducible tiene que cumplir una serie de requisitos para que Hacienda te permita poder desgravarlo.

Dentro de los gastos que pueden ser deducidos nos encontramos con los gastos deducibles “especiales”. Los podríamos definir como “aquéllos que son difícil de diferenciar entre el uso profesional y el privado debido a que son difíciles de demostrar de forma fiable”.

Algunos ejemplos de gastos “especiales” son, por ejemplo, cuando la oficina se tiene en la vivienda propia, tu vehículo o el teléfono móvil. En este post de nuestro blog (Apartado 3) puedes ver todos los ejemplos que existen recopilados y, además, te explicamos cómo poder deducirlos a pesar de su carácter “especial”.

Gastos De Atención A Clientes, ¿Son Deducibles?

No obstante, en este artículo nos vamos a centrar en aquellos gatos a atención al cliente por parte de un autónomo. Es decir, gastos de restaurante, hoteles, billetes de avión, taxis, etc. Como cualquier gasto, debe tener su justificación siguiendo una serie de requisitos para que puedan ser desgravados en la presentación de impuestos.

Podrás desgravarte tanto los gastos de transporte público (taxi, bus, etc.) como los hoteles y gastos de manutención tales como comidas o cenas siempre y cuando se pueda acreditar el carácter profesional. Por ejemplo, la fecha de la cena con el cliente es de un Sábado noche o en periodo vacacional, Hacienda prestará especial atención a dichas facturas las cuales son más complicadas de justificar y, por tanto, ser desgravadas.

En www.declarando.es puedes insertar tus facturas, con la ayuda de nuestro equipo, y presentar tus modelos en la Agencia Tributaria con firma digital o sin ella.