Antes de meternos a desgranar los conceptos imprescindibles del modelo 130, te voy a explicar qué es el modelo 130. Tú eres autónomo y como todos los que trabajamos por cuenta propia tenemos ingresos y también tenemos gastos. Antiguamente, estos ingresos y estos gastos definitivos no los teníamos que declarar hasta la renta, así que sólo los controlábamos una vez al año. Para solucionar esta situación, Hacienda creó el modelo 130 por el que le adelantamos cada triemstre una cantidad de dinero a cuenta del I.R.P.F. Es como si del importe del I.R.P.F. que tendrás que pagar cuando presentes tu renta, lo dividieses en cuatro partes, y cada trimestre cogieras una de las partes y se la dieras a Hacienda para que te la guardase hasta la presentación de tu declaración de renta con los datos definitivos de todo el año.

Para explicarte en qué consiste y a quién afecta el Modelo 130 voy a utilizar un ejemplo y una estructura muy clara para hacerlo más fácil.

El ejemplo que utilizaremos será el caso de un Agente Comercial (Autónomo) que se llamará Pedro. Pedro trabaja para él y en sus facturas sólo aparece el precio de sus servicios más el 21% de IVA, es decir, no aplica IRPF. Si quieres saber cuándo se aplica IRPF en las facturas de un autónomo y cuándo no pincha AQUI

Llega el momento de presentar impuestos y Pedro tiene que pagar IVA, además del Modelo 130. Este modelo consiste, básicamente, en anticipar el pago del IRPF (Impuesto de la Renta) realizando ingresos parciales, esto es, pagándolo de forma fraccionada durante todo el año.

¿Qué es el IRPF? 

El IRPF es un impuesto que grava la renta de las personas, es decir, en principio todo el mundo tiene que pagar IRPF. Por “gravar” nos referimos a quitar un % del dinero que tienen las personas para su uso y disfrute. No obstante, en el caso de los autónomos, el pago de su IRPF deben de anticiparlo.

A efectos de declaración de dicho impuesto, el autónomo tiene dos opciones:

  1. Aplicar la retención en cada factura. En este caso, Pedro tendría que aplicar la retención pertinente en todas y cada una de sus facturas. Por ejemplo, si solicita el servicio de un abogado porque necesita de sus servicios para la actividad que realiza, y éste le cobra 100€, Pedro retendrá (no se lo pagará al abogado) un % a cuenta de IRPF. Dicho porcentaje (cantidad) se declarará por Pedro a Hacienda a nombre del abogado. Si quieres conocer los porcentajes de IRPF que actualmente están vigentes pincha AQUI
  2. Presentar el Modelo 130. Si Pedro no ha retenido en cada factura las cantidades pertinentes, tendrá que presentar el Modelo 130 ante Hacienda declarando los ingresos y gastos que ha tenido y ésta se quedará el 20% de la diferencia entre ambos (Beneficio).

Por tanto, como regla general, si te retienen tus clientes, no presentarás el Modelo 130.

¿Qué es el Modelo 130 y a quién afecta?

Mediante el modelo 130 los autónomos, profesionales y socios de sociedades civiles y comunidades de bienes deben declarar el beneficio fruto de su actividad económica y efectuar cada trimestre el pago a cuenta de la futura declaración de la renta anual.

¿Cuándo se entrega?

  • Primer Trimestre: del 1 al 20 de Abril, ambos inclusive
  • Segundo Trimestre: del 1 al 20 de Julio, ambos inclusive
  • Tercer Trimestre: del 1 al 20 de Octubre, ambos inclusive
  • Cuarto Trimestre: del 1 al 30 de Enero, ambos inclusive

En caso que los días de final del plazo sean, sábado, domingo o festivo, el plazo será hasta el siguiente día hábil.

Los Conceptos Imprescindibles del Modelo 130

¿Cómo calculo el Modelo 130 (resultado)?

El cálculo del Modelo 130 se realiza cada trimestre y consiste en declarar todos los ingresos y gastos que has tenido en ese periodo para obtener el beneficio de tu actividad. Si no hay beneficio, se presenta una declaración negativa.

En caso de que sí lo haya, se le calcula el 20% del total del beneficio obtenido y ésa es la cantidad a ingresar.

El resultado de cada trimestre no se calcula aisladamente, sino computando el total transcurrido hasta esa fecha. En el modelo 130 del primer trimestre se calculará utilizando el rendimiento de la actividad de la empresa hasta el 31 de marzo, y a esto le aplicamos un 20% si el resultado era positivo y si era negativo, será cero. En el segundo trimestre se calculará utilizando los ingresos y gastos obtenidos desde principio de año hasta el 30 de junio, en el tercero hasta el 30 de septiembre, y en el cuarto hasta el 31 de diciembre.

Todos sabemos que la web de Hacienda es increíblemente complicada y para solucionar eso tienes Declarando. Con nuestra plataforma puedes rellenar el modelo 130 en 2 clics, conectas con la web de Hacienda, compruebas que todos los datos está ya rellenados después de importar el fichero que te descargas desde Declarando y lo presentas. Lo harás en pocos minutos, es totalmente gratuito y con nuestra ayuda no cometerás ningún error en ninguna casilla.